Cantabria 942 258 178 Bizkaia 944 740 223

José Luis Peña se encuentra a escasos días de participar, por segunda ocasión, en el desafío automovilístico más extremo del planeta: el Rally Dakar (5-17 de enero). El piloto cántabro, que viajará el día 2 de enero a Arabia Saudí, se mostrada muy ilusionado y confiando en poder volver a disfrutar de su sueño desde que era un niño. “Tenemos la experiencia del primer Dakar y sabemos que es una carrera de fondo, tenemos un coche muy fiable y somos conscientes de que si sobrevivimos a cada etapa, sin mirar más allá, llegaremos lejos”, afirmaba el piloto cántabro.

Esta 42ª edición del Rally Dakar, por primera vez en Arabia Saudí, será más igualada que nunca debido a la incorporación de David Castera como director de carrera, que ha apostado por darle importancia a la navegación, la entrega del road book (libro de ruta) cinco minutos antes de comenzar en seis etapas, que además no podrá tener marcas y el control mediante cámaras en los habitáculos para los coches más rápidos, y de este modo hacer una competición lo más justa posible con todos los pilotos. Sobre la nueva reglamentación, José Luis Peña se mostró muy confiado porque “Rafa (Tornabell, su copiloto) es un experto y se maneja de forma extraordinaria en este tipo de situaciones, sé que estoy en las mejores manos porque ya ha demostrado que es un maestro de la navegación”.

El piloto cántabro destacaba la importancia, en esta edición, en la resistencia puesto que “son etapas muy largas, con muchos kilómetros y pocas horas de día, por lo que será muy importante llegar de día para que no nos coja la noche durante la etapa, sobre todo si hay dunas”, afirmaba Peña, quien añadía, además, que en los tres últimos está la clave, especialmente en el primero de ellos, que será una etapa “maratón” sin asistencia, “donde se va a decidir todo ya que este año no podremos descansar ni el último día”.

Peña y Tornabell utilizarán un Polaris Turbo, con aproximadamente 30 caballos más que el coche que utilizaron en 2017 y varias piezas nuevas; como el variador o los trapecios y rótulas, prácticamente irrompibles, y 100 kilos más ligero que el antiguo, que lo hacen “diferente y más competitivo”.

Antes de poner rumbo a tierras saudíes, José Luis Peña quiso acordarse y agradecer a sus patrocinadores y colaboradores: “Construcciones Portio, Gobierno de Cantabria, Cantabria Infinita – Camino Lebaniego, Cronje, Bafimar, Xtreme Plus, Polaris, Malla Talud, Viajes Sanander, Alimentos de Cantabria, Federación Cántabra de Automovilismo, Sobaos Serafina, Carpintería Cesáreo Ruiz, Casa Cayo y Servifrío, gracias a todos y cada uno de vosotros, porque, sin vuestro apoyo y ánimo este sueño no sería posible”, concluyó el piloto cántabro.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies